Marcadores con resultados online de futbol, tenis y baloncesto

 MAR
 31

Master 1000 Miami: Djokovic desdibuja a un Nadal sin alma

El serbio se impone en la final de Miami ante un irreconocible Rafa - Tenis

 
del.icio.us Meneame Google
Master 1000 Miami: Djokovic desdibuja a un Nadal sin alma

Extraño homenaje el que se han dado hoy Djokovic y Nadal para celebrar su 40º enfrentamiento. Cita muy importante para ambos y que prometía ser una velada de lujuria y pasión. Pues no. Coitus interruptus. Rafa se atascó en los preliminares mientras a Nole le entraba el calentón típico del “aquí te pillo, aquí te mato”. Y se lo cargó. Todo muy precoz, dejándonos a todos con cara de, “¿Ya está?”. Pues sí.

5 juegos. Eso es lo que duró la igualdad entre el número 1 y el número 2 del mundo. Una pena. Sobre todo por la suficiencia con la que los dos habían llegado hasta el último partido, lo que hacía presagiar una final emocionante en Miami. Sin embargo… 5 juegos. Eso es lo que tardó Nole en enchufarse. Y es que el nivel de Nadal se mantuvo inalterable durante todo el encuentro y el de Djokovic fue in crescendo a medida que avanzaba el mismo. Y claro, hubo un momento en el que el serbio le adelantó por la derecha y le dejó atrás. Conclusión: un 6-3 6-3 logrado a base de un saque intocable, un resto agresivo y un dominio descarado en toda la pista, especialmente con su revés, que ha mantenido a Nadal muy lejos de la línea de fondo.

Pero Nadal no sólo ha jugado muy lejos de la línea de fondo. También ha jugado muy lejos de sí mismo: sin ideas, sin plan B, pero, sobre todo, sin chispa y sin garra. Toni Nadal, su tío y entrenador, dice de Rafa que es el jugador del Circuito que más partidos gana sin jugar bien. Y posiblemente tenga razón, pero lo consigue porque, incluso sin estar jugando bien, su fe en la victoria empequeñece al rival hasta hacerle creer que acabará ganando el partido. Tiene el don de jugarse faroles que se acaban convirtiendo en escaleras de color. Pero esta tarde la escalera se le ha hecho muy empinada: caminaba por la pista desgarbado, negando con la cabeza y dejando la imagen de un Nadal que no sólo ha perdido, sino que ha sido derrotado. Y, posiblemente, ese haya sido el mayor triunfo hoy de Djokovic. El triunfo de, aunque sólo haya sido por una vez, haber amansado la fiera que todo lo muerde.

En 2 semanas arranca la temporada de tierra, donde Rafa es prácticamente intocable y más luce su uniforme de Gladiador. Vive Dios que necesitará serlo más que nunca. Porque defiende una salvajada de puntos y porque el salvaje de los Balcanes lleva pleno de Masters 1000 esta temporada. El viaje incluye citas en Montecarlo, Madrid o Roma, pero sin duda este cortejo desatará toda su pasión en París, la ciudad del amor. No podía ser de otra manera.

El rincón para los nostálgicos

Los torneos de dobles no suelen trascender más allá de los protagonistas y los testigos. Pero me voy a permitir una licencia por los viejos tiempos: en el cuadro femenino se ha llevado el trofeo la pareja formada por Lisicki y Hingis. Martina Hingis –sniff… lagrimita de emoción-. No va más allá, no entra entre sus planes volver a competir al máximo nivel; la Petit Suisse del Circuito sólo quiere divertirse un poco haciendo lo que mejor sabe. Y, de rebote, nos estruja un poco la patata a los que tanto echamos de menos a uno de los mayores genios e ingenios que jamás ha empuñado una raqueta en el tenis femenino.

Hasta aquí el rincón, la nostalgia perdura.

@JonMarlo


Comenta la noticia con Facebook


Publicidad


© 2016 Copyright Ediciones Foro Digital S.L.  |   Aviso legal  |   Contactar