Marcadores con resultados online de futbol, tenis y baloncesto

 MAY
 12

Rafa Nadal disfruta hasta el final de su paseo por la Caja Mágica

Nadal se hace con el M1000 de Madrid ante un exhausto Wawrinka - Tenis

 
del.icio.us Meneame Google
Rafa Nadal disfruta hasta el final de su paseo por la Caja Mágica

En una final sin historia entre Nadal y Wawrinka, tal vez lo más llamativo del torneo haya sido el truco de la Caja Mágica de haber hecho desaparecer a las grandes figuras mundiales ante los ojos de las primeras rondas. Djokovic fue víctima del siempre peligroso primer partido, de un rival que está llamado a ser número 1 del mundo y de un público del que no se puede decir lo mismo; Federer fue víctima del latente año sabático que parece se esté tomando después de la intensidad con la que vivió 2012; y Murray fue víctima de sí mismo y su compleja cabeza, que le impide quitarse esa etiqueta de ser el cuarto de los 4.

Hablando de Los 4 Fantásticos, únicamente Nadal ha ido sobreviviendo al polvo mágico de la arcilla madrileña y lo ha hecho casi sin inmutarse. Tan solo Ferrer en cuartos de final estuvo a punto de hacerle desaparecer, pero falló en el golpe definitivo, cuando la varita no te puede temblar, y acabó cediendo el tie-break y, perdido en su propio error, los siguientes 6 juegos del último set.

Al otro lado de la pista estaba Wawrinka, que ha llegado muy justo de fuerzas a la final. La semana pasada salió campeón en Estoril y, sin descanso, aterrizó en Madrid, donde ha tenido partidos muy duros, especialmente los de cuartos de final y semifinales. De hecho, la madrugada del sábado se acostó a las 5 de la mañana por culpa de la duración de su partido ante Tsonga y, sobre todo, por los discotequeros horarios que se les han encaprichado a los organizadores del torneo – las Santanadas de cada año, como esa de coger el micrófono en la final después de que hayan hablado los 2 auténticos protagonistas, Nadal y Wawrinka… acumulando minutos de fama-.

Y así ha arrancado la final: con un jugador que tenía la barrita de energía en rojo y, en frente, otro que sabe explotar a la perfección cualquier debilidad del rival. De ahí que Nadal haya empezado el partido mandando muy fuerte con su drive ante un Wawrinka muy lento de piernas que en ningún momento le han permitido colocarse bien para golpear a la bola. En el segundo set ha habido un pequeño amago de batalla, tan pequeño como lo pueden ser 6 juegos, hasta que Rafa ha vuelto a apretar y Stanislas a recordar que estaba demasiado cansado como para correr detrás de esos liftados endiablados. Al final, 6-2 6-4 ha sido la firma de un enfrentamiento que nunca lo fue.

Nadal sigue dejando claro que no entiende de ausencias prolongadas ni de regresos progresivos, más si se trata de jugar sobre tierra batida. Desde su vuelta a las pistas ha jugado 7 torneos, recopilando otras tantas finales y 5 trofeos, 2 de ellos Masters 1000. En la gira de la arcilla, ahora toca Roma y después París. Y los afronta con la tranquilidad del deber cumplido, pero con la ambición de querer aún mucho más.

Jon Marlo


Comenta la noticia con Facebook




© 2016 Copyright Ediciones Foro Digital S.L.  |   Aviso legal  |   Contactar